miércoles, julio 21, 2010

Joer mis tejanos no son como pensaba...

Pues eso, todos los años voy a Barcena Mayor, y siempre juro por Lisa Ekdahl que no volveré.

Siempre vuelvo no por el conjunto histórico que al igual que Santillana se ha convertido en un bazar de productos made in Taiwan mezclaos con algún que otro producto artesanal... Siempre vuelvo por las brumas del camino, el verdor que daña los ojos, por los ecos de las palabras perdidas en un poema, por el Saja-Besaya, por camino Real, por Ruente, por esas rabas de los Tojos...Hay veces que el destino final importa un pito, el camino, siempre el camino , lo que más dura ....bendito camino. En las instantáneas inferiores textura de mi tejano, y un servidor apalancao en un banco centenario de Bárcena Mayor, caía la del pulpo, está vez no he comprado souvenirs, ya no por mi precaria salud económica, es que no me timan más.


Salut y pensamiento paralelo¡¡¡¡

2 comentarios:

eu dijo...

Recordaba de Santillana el vaso de leche que bebias viendo a la vaca detrás, hace poco pase por Santillana, pero ya no es lo mismo, si, siguen vendiendo leche, pero de tetrabrik, ya no está la vaca ...

DAVINCI dijo...

Tienes toda la razón admirado eu, tda la razón,eso del desarrollo rural sostenible fue el pan y el mercedes de cuatro hipies venidos a mas,que cuando cobraron la primera nomina del LEADER se cortaron las rastas.En fin es lo que hay.

SALUT Y UN ABRAZO¡¡¡¡